PUBLICIDAD


Consejos para criar un cachorro en casa

Adoptar a un cachorro es una experiencia muy bonita y maravillosa. Sin embargo, muchas familias olvidan tomar en cuenta lo difícil que puede ser, sobre todo los primeros días de su llegada a casa.

Recibir un cachorro en casa es una gran alegría para toda la familia, pero es importante que el cachorro se sienta bien, cómodo y que se puedan cubrir todas sus necesidades básicas.

Casas para perros:
Aunque se trata de un cachorro, es importante que cuente con su propio espacio dentro de la casa. Por lo tanto, será importante tener una casa para perros, donde el perro pueda sentirse seguro y dormir tranquilo. Encontrar casas para perros a buen precio no es difícil, pero sí muy necesaria.
Comedero y bebedero:
Un cachorro necesita también su propio espacio para comer y beber. Se recomienda adquirir el bebedero y el comedero de un material resistente, así como acero inoxidable. Además, será muy sencillo limpiarlos para mantener su correcta higiene después de cada comida. Otra recomendación, es que sean de cerámica con base pesada para evitar que lo volteen.
Sus propios juguetes y algo para masticar:
Un cachorro disfruta mucho de jugar, correr y morder, por lo que necesitan tener sus propios juguetes para divertirse. De esa manera, se evita que tome objetos como calcetines o zapatos para tal fin. El adoptante debe asegurarse de que el cachorro no solo tenga sus juguetes, sino algo para masticar.
Comida del cachorro:
Cuando un cachorro llega a su nuevo hogar, todo es nuevo para él, es un cambio total. Algo importante que se debería tomar en cuenta es que, al principio, el perro coma en el mismo comedero que ha estado comiendo antes de su llegada a casa, así se sentirá más cómodo y tranquilo. También darle el mismo alimento. Con el paso de los días, se pueden ir haciendo los cambios del nuevo comedero y la nueva comida. Puede que al principio el cachorro ponga un poco de resistencia, sobre todo al nuevo alimento.
Collar y correa:
Para poder salir a pasear con el cachorro, es necesario tener su collar y su correa, pero ya sabes que se debe tener mucho cuidado si no tiene todas las vacunas puestas. Tener el collar y la correa, aunque aún no tenga la vacunación, hará que el perro se acostumbre poco a poco a su uso. Es un tiempo perfecto para familiarizar al perro a llevar puesto un collar y caminar con la correa, practicando dentro de casa y fuera de ella, mientras socializa con otros cachorros o perros sanos.
Su propia cama:
El cachorro también va a necesitar una cama. Debe ser una cama cómoda y de acuerdo al tamaño del perro.