PUBLICIDAD


CUIDADO: Perros en el balcón de nuestra casa

Adoptar a una mascota es una decisión que requiere de un compromiso: el compromiso de cuidar a nuestro fiel compañero peludo. Por ello, entre otras cosas, debemos otorgarle un espacio en nuestro hogar en el que pueda vivir con seguridad. En este artículo queremos informarte de que tener al perro en el balcón tiene sus riesgos y deberías conocerlos.

Los riesgos de tener al perro en el balcón

El balcón no es el mejor lugar para tu mascota por muchos motivos. Al menos no lo es para que esté ahí permanentemente.

Te contamos cuáles son los riesgos a los que te expones si decides tener al perro en el balcón.

Caídas al vacío

Si tu balcón no está correctamente protegido con rejas entre las que no haya mucho espacio o una malla protectora, y tu perro es de pequeño tamaño, un despiste o algo que llame demasiado su atención desde la calle puede hacer que caiga al vacío con consecuencias fatales.

Duros efectos de la temperatura

Al tener al perro en el balcón le expones completamente a las inclemencias del tiempo.

Desde una insolación o golpe de calor cuando suben mucho las temperaturas, hasta una hipotermia cuando bajan demasiado.

Además, si su plato de comida y de agua tampoco están protegidos, imagina el daño que puede hacerle que consuma una comida que ha estado expuesta al sol durante horas.

En definitiva, el balcón no es el sitio indicado para que tu mascota pase ahí todo el año.

Estrés por el espacio reducido

Si tu perro pasa día tras día, toda su vida en un balcón, ten por seguro que le acabarán por surgir problemas como el estrés y la ansiedad.

Piensa que, en ese espacio tan reducido, está comiendo, durmiendo, haciendo sus necesidades, jugando, pero no tiene el suficiente espacio para ejercitarse correctamente.

Envenenamientos o intoxicaciones

Muchas personas decoran sus balcones con plantas sin saber que estas pueden ser un peligro para su mascota. Y es que existen muchas plantas que son venenosas para los perros.

A veces no es necesario que el perro muerda una de esas plantas para intoxicarse. Con algunas basta un roce para provocar una reacción.

Por otro lado, a veces también aprovechamos una esquina del balcón para guardar ahí los productos de limpieza. 

Si tu perro logra acceder a esos productos y los ingiere, podría morir envenenado.

Puedes tener al perro en el balcón, pero con ciertas medidas

Como puedes ver los riesgos de tener al perro en balcón son reales y hay que considerarlos.

  • Protege el balcón con una malla. Esta no tiene por qué ser tupida al 100%, puede dejar visibilidad al perro, pero que evite su caída.
  • No lo dejes fuera cuando haya mucho frío o mucho calor. Lo ideal es que no le permitas el acceso al balcón en esos momentos.
  • Independientemente de la temperatura, deja siempre la puerta del balcón abierta para que tu perro pueda acceder a casa siempre que lo desee.
  • Si por algún motivo, debes dejar al perro en el balcón sin tu supervisión durante varias horas, asegúrate de dejarle los platos de la comida y el agua resguardados de las malas temperaturas. Su agua siempre debe ser fresca y no congelada, así que en verano deberás reponerla con frecuencia y en invierno controlar que no se enfríe demasiado.
  • Sácalo de paseo. Si el balcón es el lugar preferido de tu perrete para descansar, no te olvides que eso no te exime de sacarlo de paseo todos los días. El peludo necesita ejercitarse bien.
  • No dejes plantas o productos tóxicos al alcance de tu mascota. Todo aquello que pueda ocasionar un riesgo para la salud de tu perro, aléjalo de él.